REGÁLAME UNA SONRISA TIERNA

Nuestra paciente Amalia Díaz del Espacio de DKV encontró la inspiración mientras estaba en nuestras instalaciones. Nos encantan estos detalles que tenéis con nosotros. Muchas gracias

«REGÁLAME UNA SONRISA TIERNA

Cuando anunciaste tu regreso

deseé que me ofrecieras una sonrisa tierna,

como aquellas que me regalabas,

cuando llegabas deseoso de mirarte en mis pupilas

en las tardes luminosas de verano.

En esas tardes veraniegas,

la arrogancia aún no se había adueñado de tu cara,

y llegabas a mí, envuelto en el ropaje de la humildad,

a confesarme tus quimeras y sueños.

Buscabas hacerme cómplice de tus ilusiones,

de tus ansias por subirte al carro del triunfo,

y me abrazabas con la mirada ausente,

perdida en locas fantasías.

Te oía sin querer escucharte,

y te susurraba al oído sensatas palabras

pretendiendo frenar el huracán de delirios,

inflamados por la llama de una ambición,

a la que fuiste incapaz de ponerle fronteras.

Por resbaladizos y oscuros atajos,

no sé cómo, alcanzaste los laureles del éxito,

y sin esperarlo, volviste a mí borracho de vanidad,

orgulloso y petulante,

con la sonrisa del triunfador pintada en la cara.

Cerré los ojos para no verla,

y solo te pedí que me regalaras, la tierna sonrisa,

de aquellas tardes luminosas del verano.»

Amalia Díaz

                                                                                                                      Abril 2017