¿Qué le pasa el hueso cuando se pierde un diente?

La falta de uno o más dientes provoca una reabsorción gradual del hueso y de la encía que lo recubre.

A lo largo del tiempo este fenómeno puede causar un cambio relevante a los rasgos del rostro, ya que los tejidos pierden el soporte de las estructuras óseas subyacentes.

Además, los dientes adyacentes migrarán hacia el espacio vacío, provocando no solo una desalineación, sino también dificultades de masticación.

Para más información solicita tu cita online o llama al teléfono 952 40 20 00 marcando la extensión de la clínica que más cerca se encuentre de ti.