Con estos alimentos mejorará tu salud dental (y dirás adiós a las caries)

Tu dieta, aunque no lo creas, puede hacer mucho bien a tu sonrisa. Te contamos qué es lo que debes tomar por el bien de tu boca

Foto: Dientes blancos. (Unsplash)

El cuidado de los dientes tiene mucha relación con nuestra salud en general. Se ha demostrado que una deficiente salud bucodental tiene relación con enfermedad cardiovascular, diabetes, lesiones musculares o dificultades durante el embarazo.

Es por eso que cepillarse los dientes, usar hilo dental o visitar periódicamente al dentista son los consejos más habituales para mantener el buen estado de nuestra dentadura. No obstante, tu alimentación puede hacer mucho bien por tu sonrisa.

Desde Clínica Martínez Navarro nos avisan de lo perjudiciales que pueden resultar alimentos como el azúcar, los dulces, el café o el zumo de naranja, pero también nos recuerdan que hay otros que son bastante beneficiosos. Vamos a repasarlos.

Alimentos buenos

Té verde. Es rico en antioxidantes, que ayudan a contener la inflamación en el cuerpo. Un tipo específico presente en el té verde, llamado catequina, ayuda a las encías a combatir la inflamación causada por diversas bacterias. Eso sí, procura que la infusión sea sin aditivos frutales, que por su acidez pueden tener un efecto negativo sobre el esmalte.

Cuidado con las frutas ácidas: protegen tu boca, pero si abusas de ellas, tu esmalte se verá afectado

Granada, pimientos y cítricos. Como en el caso anterior, procura consumirlo en cantidades limitadas para salvaguardar tu esmalte. Si no se toma en exceso, son capaces de luchar contra bacterias orales dañinas que pueden afectar a tus encías y también cuentan con propiedades antiinflamatorias.

Cebollas y apios. Neutralizan las bacterias en la boca que causan enfermedades de las encías y caries. El apio favorece la producción de saliva gracias al ácido málico, que ayuda a limpiar la dentadura. Además, es un magnífico aliado para combatir el mal aliento (que es susceptible de aparecer si abusas de las cebollas)

Productos lácteos. Se ha demostrado que una alta ingesta de leche rica en calcio y vitamina D y alimentos fermentados, como yogur y queso, reducen los efectos y previenen la periodontitis (inflamación de las encías), una de las enfermedades más comunes causadas por bacterias dañinas que se encuentran en la boca.

Importante la hidratación

Huevos y legumbres. El fósforo es otro elemento vital para el correcto mantenimiento de la estructura de los dientes. Los huevos y los garbanzos o las lentejas son alimentos con un alto contenido de este mineral que está presente en dientes y huesos

Comer manzanas y zanahorias (crudas) tiene un efecto similar al del cepillado

Manzana. Morder este tipo de fruta ayuda a la limpieza bucal ya que tiene un efecto semejante al cepillado. Al mismo tiempo, contribuye a eliminar bacterias que favorecen el desarrollo de caries y gingivitis, y a la eliminación de la placa.

Zanahorias. Un efecto similar es el que obtenemos al masticar zanahorias crudas, ya que fortalecemos los dientes y las encías, y evitamos que las bacterias se adhieran a nuestra dentadura. Esta hortaliza activa también las glándulas salivares, que nos ayudan a eliminar bacterias de la boca, y contiene flúor, un mineral fundamental para mantener el esmalte y evitar la aparición de caries.

Agua. Ayuda a estimular la salivación mediante la hidratación de nuestro organismo: si no estamos bien hidratados, este ahorrará agua y generará menos saliva. La recomendación general es tomar entre un 1,5 y 2 litros de agua al día, con lo que reduciremos el riesgo de caries, enfermedades de las encías o infecciones orales.

Fuente: https://www.alimente.elconfidencial.com