¿Cómo escoger un buen dentista?

Si en la década de los 90 se pusieron de moda las clínicas de adelgazamiento y las de estética, el boom ahora pasa por las clínicas dentales low cost, una burbuja que ha estallado en varias ocasiones. Primero fue Funnydent. Más tarde, el escándalo de Vitaldent, y desde hace unos meses, el drama de Idental.

Mientras miles de afectados por esta última clínica (más de 350.000 en toda España) buscan soluciones a sus tratamientos inacabados, muchos se preguntan si lo más sensato sería huir de este tipo de negocios.

“No podemos demonizar al sector porque puede haber mucha profesionalidad en las cadenas“, comenta a este medio Rubén Sánchez, portavoz de FACUA. “El problema es que ha habido muchas cadenas que no se montan con interés sanitario, donde la prioridad es la salud del paciente. Aquí la prioridad es el negocio, sacar la pasta”.

Entonces, ¿qué deberíamos tener en cuenta a la hora de escoger un buen dentista? Antonio Montero, presidente del Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Madrid (COEM) desgrana las claves para evitar estafas como la de Idental:

  • ¿Quién es el propietario? Es fundamental, para Montero, que el propietario de la clínica sea el dentista u odontólogo. “Esa persona se ha formado y su objetivo es tratar los problemas del paciente por encima de todo. Al final el problema no son las clínicas dentales, sino el negocio que han creado. El profesional debería ser el dueño de la empresa y no un fondo de inversión, como Idental, Vitaldent, Dentix…”.
  • Comercial vs dentista. Otra de las señales de alarma debería aparecer en la primera toma de contacto con la clínica. “Que empiecen a desconfiar cuando tratan primero con un comercial que con un dentista. Sobre todo, si insisten en que firmen rápidamente la financiación”. En este sentido y según han contado distintos afectados a este medio, Idental ofrecía tan solo 24 horas a los pacientes si no querían perder las “ayudas” y los “descuentos”.
  • Precios. Que lo barato sale caro se aplica en este caso a la perfección. Para Montero, lo primordial es apelar al sentido común. “Aquí nadie regala nada. Las subvenciones de las que hablaba Idental eran falsas. Daban un presupuesto desorbitado al principio y luego hacían un descuento que finalmente se quedaba más o menos como el precio del mercado. Si es más barato, algo ocurre”.En este sentido, se ha demostrado que los materiales con los que trabajaba Idental eran de mala calidad, de ahí que a mucha gente se le cayeran los implantes y las coronas. Una afectada por esta clínica lleva año y medio con implantes de plástico y otros tantos con los de resina. “Investigamos el tipo de implante que tenían y los costes que generaban y estaban engañando a la gente”, añade Montero. “Si te venden un tratamiento muy barato…”.
  • Un odontólogo vs muchos. Todos los afectados de Idental denuncian que pasaron por las manos de hasta diez odontólogos, de manera que el seguimiento no se lo hacía la misma persona, lo que debería hacer saltar todas las alarmas.
  • Desconfiar de los tiempos. La técnica más utilizada por Idental, la que ellos denominaban fast and perfect, consistía en que el paciente entrara a las 8 de la mañana y saliera a las 12 de la noche sin dientes (incluso en el caso de los pacientes con piezas sanas) y cuatro implantes en toda la boca, lo que muchos dentistas definen como “salvajada”. “Esa técnica de la que ellos hablaban no existe, no está probada en ningún sitio. En toda intervención hay unas pautas, unos tiempos, tienen que pasar unos días… No todos los pacientes van a responder igual. El riesgo es muy grande”.

 

En Clínica Martínez Navarro cumplimos todos los requisitos que se debe buscar para garantizar el éxito de su tratamiento porque contamos con un equipo de especialistas exclusivos del más alto nivel de profesional y una tecnología avanzada para todos los tratamientos.

 

Fuente: 20minutos.es