Prótesis

Cuando no se puede salvar un diente y debemos quitarlo, existen muchas maneras de volver a reponerlo. Desde dientes fijos, como los implantes, puentes, a prótesis removibles.

Gracias a las técnicas actuales, hoy se pueden rehabilitar bocas completamente edéntulas (sin dientes). Con la colocación de implantes arriba y abajo, es posible reconstruir de forma natural la boca del paciente y restituir de nuevo la capacidad masticatoria perdida, la comodidad, la sonrisa, y por supuesto el hecho de sentirse seguro y a gusto con uno mismo.

Para personas que por razones económicas quieran recuperar los dientes de una forma más asequible, la mejor opción son las sobredentaduras. Consisten en dentaduras postizas completas, realizadas en acrílico, que se mantienen firmes y sujetas al hueso por medio de 2 ó 4 implantes: la cabeza de los implantes de dispone con una bola, sobre la que encaja una hembra situada en la prótesis.