La caries rampante y caries de biberón

Bebe con cepillo de dientes

Se le conoce así al tipo de caries de avance rápido y destructivo. La caries de biberón (conocida tambien como: Caries del lactante, Síndrome del biberón nocturno), cuya característica es la presencia de caries a nivel de los incisivos superiores en niños en edad de lactancia, es considerada una caries rampante por tener un avance rápido, esto gracias a las condiciones y al medio en que se reproduce esta enfermedad.

Las condiciones para crear esta enfermedad, son:

  • Dieta alta en azúcar y carbohidratos.
  • Dar biberón o pecho en la noche. Ya que los restos de leche se quedan en la boca y al fermentarse atrae las bacterias generadoras de caries.
  • Endulzando el chupón o el pezón con azúcar o miel.
  • No fluorizar sus dientes.

La caries rampante tiene una serie de características que son:

  • Afecta al niño muy joven, antes del primer año de vida, donde ya puede ser observada.
  • Tiene una evolución muy rápida.
  • Muchos dientes están involucrados, generalmente más de tres incisivos. 
  • Afecta básicamente, y primeramente los incisivos superiores, asi como en las molares superiores e inferiores.
  • Tiene siempre un componente socio-cultural relacionado con la alimentación nocturna y ausencia de limpieza.
  • En los casos más graves afecta también los incisivos inferiores.
  • Las lesiones más graves están relacionados con consumo abusivo de carbohidratos , amamantamiento nocturno y falta de limpieza.

Que hacer:

  • Controlar la dieta en los bebés bajo en azúcares y carbohidratos.
  • No endulzar el biberón o el pezón con azúcares o miel.
  • En lo posible desterrar el uso del biberon como medio para dormir, si en caso es díficil hacerlo, procure realizar una buena higiene en los dientes de su bebé.
  • En caso de prsentarse la enfermedad, acuda a su odontólogo.
  • Realizar topicaciones fluoradas de 0.02%, recetado por su odontólogo.
  • La primera causa de caries en los bebés es la caries de biberón. Los niños a los que les permiten ir todo el día con el biberón, los que se lo llevan a la cama, o los que disfrutan del chupete endulzado en miel, azúcar… son los más afectados.
  • La caries puede aparecer desde que sale el primer diente, pero puede no llegar a percibirse hasta que el bebé cumple un año. La primera señal apreciativa de que tu bebé pueda tener caries de biberón, son unas manchitas blancas que suelen aparecer principalmente en los incisivos superiores.
  • El azúcar de los líquidos en contacto prolongado con los dientes produce caries. Si el niño está constantemente tomando biberón o se le deja por la noche porque es la única manera de que se quede dormido, el azúcar se queda en los dientes y entonces las bacterias que habitualmente residen en la boca, convierten el azúcar en ácido. Este ácido va disolviendo gradualmente el esmalte, que en el caso de los dientes de leche, son de una densidad inferior a una cáscara de huevo, y es ahí donde comienza la caries.
  • Para evitar la caries del lactante, es recomendable no dejar el biberón al pequeño como un juguete y que lo tenga consigo todo el día, y si tiene este hábito, llénalo con agua, pues no causa daño a los dientes y servirá para que el niño deje un poco de lado el biberón, pues no es tan sabroso como un biberón de leche.
  • Tampoco es recomendable permitir que el niño se duerma con el bibe, pues además de dormirse sin haberse limpiado los dientes, es la causa más común de dependencia del biberón, incluyendo que esta costumbre puede causar problemas de sueño, pues la rutina hará que espere el biberón siempre, antes de dormir.
  • A partir de los seis meses, empieza a darle de beber en un vasito, tu hijo no va a dejar el biberón voluntariamente, y lo vas intercalando, menos dependencia del biberón tendrá.
  • Después de cada toma y de vez en cuando, entre horas, limpia las encías de tu hijo con una gasita o pañito con agua, pero si ya tiene todos los dientes, puede emplear un cepillo de dientes adecuado a su edad.
  • Si ves que tu bebé tiene esas manchitas blancas o le cambia la tonalidad de los dientes visita al especialista, coger este problema a tiempo, puede prevenir futuros problemas odontológicos.