Cuidados después de la colocación de un implante dental

La colocación de un implante dental, a veces implica la realización de una intervención quirúrgica que, aunque se realice de forma ambulatoria y con anestesia local, debe ser meticulosamente planificada con el fin de que el pilar del implante sea colocado en el sitio adecuado y de un modo correcto, con el fin de minimizar el riesgo de fracaso del implante.

Por otra parte, de cara al post operatorio y la recuperación del pacientes es importante la destreza del cirujano a la hora de que se produzca el menor daño posible en los tejidos blandos, ya que de ello puede depender que el dolor sea más o menos intensos en los días posteriores.

El postoperatorio no debe revestir mayores complicaciones, en tanto que el paciente siga escrupulosamente las indicaciones del cirujano. Hay que tener presente que, además del tiempo necesario para que cicatrice la herida y se retiren los puntos de sutura (7-10 días), habrá de pasar entre uno y seis meses antes de poder colocar la prótesis definitiva sobre el implante y recuperar completamente la funcionalidad del o los dientes sustituidos. Por ello, durante este periodo también es necesario mantener una serie de cuidados.

Recomendaciones después de la colocación de implantes dentales:

  • Aplicar hielo sobre la zona, a intervalos de 10-15 minutos durante las 6-8 primeras horas.
  • No realizar esfuerzo físico intenso durante los 7-10 días posteriores a la intervención.
  • No ingerir alimentos o bebidas calientes, tomar líquidos fríos (no gaseosos) y alimentos blandos a temperatura ambiente durante la primera semana.
  • Comenzar el cepillado en la zona intervenida a las 24 horas de la intervención.
  • No fumar, ni beber bebidas alcohólicas al menos siete días después de la intervención.
  • Mantener la cabeza más alta que el cuerpo. Dormir con almohadas grandes para evitar el edema.
  • Transcurridas 24 horas, es muy importante una buena higiene en la zona. Hacer enjuagues con agua y sal al menos 2 veces al día.
  • Para mantener la zona aséptica y facilitar la cicatrización recomendamos usar PERIO KIN SPRAY  pulverizando sobre la zona 3 veces al día después de cada cepillado

En caso de malestar e inflamación:

  • Es natural notar algo de dolor después de cualquier tipo de cirugía; en algunos casos también puede aparecer cierta inflamación del área afectada que normalmente será más fuerte a las 48 horas de la cirugía, desapareciendo en 3 o 4 días. Si se le ha recetado medicación, tómela según las instrucciones de su médico.

En caso de hemorragia:

  • Después de la cirugía es posible que persista un ligero sangrado procedente del área intervenida; para que desaparezca, evite enjuagarse y escupir, ya que podría romper el coágulo y el sangrado continuará. Si en el plazo de 1 hora, comprimiendo la zona con una gasa, el sangrado se mantiene, llame a su consulta.